img_4166La explotación forestal y el transporte fluvial de la madera cobra sentido en la medida que ésta ha sido convertida posteriormente en vigas y en tablas para ser usada en la construcción de edificios y de muebles.

Convertir un tronco redondo en piezas cuadradas y rectangulares requería antaño unas técnicas manuales que pasaban por el hacha y la sierra. Fue esta última la que permitió obtener en el corte de la madera unas superficies totalmente lisas y regulares. La modernización del sector vino cuando la sierra dejó de ser una herramienta manual para convertirse en una herramienta mecánica.

 

Aserradero manual

Era el modo más tradicional de aserrado. Se montaba una pequeña plataforma de madera sobre la que se colocaba el madero a cortar. En el lomo del madero se trazaban unas líneas rectas que delimitaban el grosor que se quería que tuvieran las tablas o tablones. Estas líneas eran las guías a seguir al milímetro por los aserradores. Los dos mangos de la sierra eran sendos palos transversales.

img_3795Sobre la plataforma se colocaba un hombre que asía un mango de la sierra, tiraba hacia arriba y tenía mucho cuidado en que el corte siguiera las líneas guías marcadas. Debajo de la plataforma, otros dos hombres, asidos a cada lado del otro mango, tiraban hacia abajo con fuerza. El tirón hacia abajo era el que mordía más en la madera. El trabajo era duro y paciente. Se empleaba mucho tiempo para aserrar poca cantidad de madera.

En Burgui se utilizó este sistema tradicional hasta después de la Guerra (años 40 del siglo XX). Se solía aserrar así en varios sitios del pueblo: en la Venta del cruce a Vidángoz, en la Cueva (sería para protegerse de la lluvia), en el pajar Lupercio, en el puente….

Entre los últimos aserradores de esta villa cabe mencionar a los hermanos Gárate: Francisco, Ciriaco, Braulio, Pío. También venían de fuera a aserrar, sobre todo santanderinos. A veces los aserradores dejaban las tablas y tablones sin terminar de aserrar, para que no los robara por la noche algún vecino…. de poco sueño.